Barcelona excluye a los concejales homófobos

matrimonio homosexual

El Ayuntamiento de Barcelona excluye a los concejales que manifiesten su objeción a casar parejas del mismo sexo y los “veta” a oficiar ningún tipo de boda.

Así lo ha comunicado este jueves, la concejala, Laura Pérez (Ciclo de Vida, Feminismos y LGTBI) después de que en el 2014, el entonces concejal del PP Óscar Ramírez se negara a celebrar la boda de dos mujeres.

El casó llegó al Sindicato de Greuges que lo calificó como una violación de sus derechos. “La objeción de conciencia ante la celebración de un matrimonio de personas del mismo sexo constituye una vulneración de los derechos de los colectivos LGTBI”.

La alcaldesa A. Colau es quien delega el oficio de estas uniones y tiene la patria potestad de excluir a los concejales que manifiesten su objeción, consiguiendo así, garantizar los derechos del colectivo.

“Hay que acompañar a las entidades que han trabajado para que se aprobara esta ley”, remarca Laura Pérez, que explica que actualmente están analizando desde el ayuntamiento el trabajo realizado en este sentido por el gobierno Trias y haciendo formación específica a los trabajadores municipales.

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someone