Fundación Triángulo logra paralizar la deportación a Nigeria de un ciudadano gay

Fundación Triángulo logra paralizar la deportación a Nigeria de un ciudadano gay

Henry O., que vivía con su pareja en un pueblo extremeño desde hace ocho años, por su situación administrativa “irregular” iba a ser deportado a su país, donde la homosexualidad es delito y está castigada con la pena de muerte.

Fundación Triángulo de Extremadura, en coordinación con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y la Asociación de Derechos Humanos de Extremadura (ADHEX), y la colaboración de la delegada del Gobierno de Madrid, Concepción Dancausa, en el último momento, conseguían que se paralizara la expulsión in extremis de este joven nigeriano gay que iba a ser deportado a su país de origen.

A pesar de que ya está arraigado en Extremadura, este ciudadano del municipio de Alcántara arrastra una situación administrativa “irregular”. El caso es que no ha podido contraer matrimonio con su pareja, como era el deseo de ambos, porque se le exige unos certificados que no puede solicitar (por los riesgos que le conllevaría salir de España y por la imposibilidad de volver a entrar a nuestro país de forma legal).

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Share on Reddit0Email this to someone